Imprimir  

Newsletter - Verano Enero 2012 - Tema del Mes: Compromiso del Equipo

Compromiso en el Equipo
 

Ideas a Tener en Cuenta para Empezar el Año
 

El inicio de un Nuevo año es un buen momento para reconsiderar la atmósfera del lugar de trabajo.

En varias encuestas, los empleados dicen que sus supervisores inmediatos tienen un gran efecto sobre su satisfacción profesional. Los salarios, beneficios y seguridad laboral son importantes, pero el contacto diario con el jefe establece el tono del ambiente laboral.

Algunas personas son líderes por naturaleza y fácilmente se deslizan hacia los roles directivos. Saben cómo motivar y administrar, persuadir y criticar. Desafortunadamente, tales habilidades no son universalmente innatas.

 

Los directivos con desafíos de habilidades interpersonales pueden prestar atención a Daniela de León, Directora de Dale Carnegie Training Argentina, que ofrece cuatro ideas simples a los gerentes, para este nuevo año:

 

1.       Dé a sus empleados elogios sinceros y específicos frecuentemente.

2.       Haga seguimiento personal e inmediato y personalmente, elogie el trabajo bien hecho.

3.       Comparta los elogios directamente con los individuos y fomente el trabajo en equipo participando a sus compañeros del reconocimiento; Enfatice cómo las habilidades de los empleados se relacionan para producir un todo.

4.        Ocasionalmente hable con cada empleado sobre temas que no sean de trabajo.
 

Estas son ideas simples, pero su ejecución fortalecerá a los jefes.
Un elogio puede alegrar el día de un empleado por completo – siempre que sea sincero; si no es sincero puede confundirse con adulación. Los comentarios sobre la apariencia pueden llegar a ser mal entendidos. Es importante concentrar el reconocimiento en el desempeño. 

¿Cuál es el mejor modo para dar un elogio? Personalmente. El uso del e-mail a veces es percibido como muy distante. También, una breve nota manuscrita sorprende y siempre es bien percibida. 

Dar una palmada en la espalda, por ejemplo, puede llegar a ser considerado un abuso de confianza y ser mal interpretado. Evitar el contacto físico previene malos entendidos. 

Extender y hacer público el reconocimiento al equipo de trabajo hace que mejore su rendimiento y los estimula a elevar cada vez más su desempeño. 

Es importante, asimismo, que los líderes muestren interés no sólo sobre el trabajo de sus empleados sino también sobre ellos como personas. Pero saber sobre qué hablar y qué evitar requiere una sensibilidad personal y cultural. 

Algunas personas, por naturaleza, no quieren exponer nada de sus vidas privadas en el trabajo. Allí es donde las charlas sobre el clima y los deportes nos vienen bien. Algunos empleados son felices hablando de sus hijos; otros quieren mantener a sus familias en privado. 

Los deseos del individuo para la charla varían. Si los directivos no descubren esas preferencias, sus mejores intentos de congeniar fracasarán. 

Estas ideas "sencillas" son cuatro buenos objetivos a fijarse en el nuevo año que comienza.


Cómo Motivar a los Equipos de Bajo Desempeño
 

Determinar el desempeño y las capacidades de los equipos es siempre una

tarea difícil, especialmente cuando usted trata de identificar a los empleados marginales en su equipo. Estos son aquellos empleados que tienen un

standard de desempeño mínimo y, excepcionalmente, lo superan. No son tan malos o ineficientes como para ser despedidos, pero tampoco caen por su propio peso. La tarea de un buen manager es reconocer los diferentes tipos de empleados  de bajo desempeño y aprender a aplicar las técnicas adecuadas para motivarlos hacia altos niveles de desempeño.

 Estas son algunas ideas para ayudar a estas personas a tener éxito: 

1. Mejor Selección:
Este es uno de los principales métodos para evitar el bajo desempeño. Estableciendo especificaciones de trabajo realistas y no comprometiéndose con el aspirante a que va a ser contratado (aún cuando esté ansioso de completar el perfil del puesto), así las oportunidades de seleccionar personal adecuadamente serán mayores. Aún cuando los procesos de selección sean completados correctamente, pueden existir errores por los cuales la persona empleada no alcance el desempeño esperado. Esta es la razón por la cual los períodos de prueba son tan importantes. El supervisor debe asegurarse que el nuevo empleado conozca cuáles son sus responsabilidades, tareas y los estándares que debe alcanzar.
Sea paciente y haga su mejor esfuerzo (entrenamiento adicional, coaching, atención especial, etc.) para salvar al postulante
. 

2. Comunicación: Una baja en el desempeño  puede a veces ser causada por un conflicto personal real o percibido.  Algunas personas se guardan sus problemas para sí mismos y éstos terminan manifestándose de manera perjudicial si no son detectados a tiempo y encaminados correctamente.  En ocasiones, los empleados suelen sentirse decepcionados ante un fracaso en el logro de ciertos objetivos profesionales.  Conozca las metas personales de los miembros de su equipo y ayúdelos a alcanzarlas. Comuníquele a su gente qué puede hacer para lograr dichos objetivos. Es decir, cómo mantener un alto nivel de performance incluyendo entrenamiento adicional, etc. 

3. Eliminar el Desgano: Algunos empleados pueden haber estado desempeñando la misma función por mucho tiempo; razón por la cual ya no disfrutan más de ella. Usted puede ayudar a que aquellas personas altamente productivas vuelvan a serlo, enriqueciendo sus tareas.  Intente asignar funciones diversificadas. Otro método es reestructurar la forma en que el trabajo es hecho. Anime a sus empleados a dar ideas para hacer el trabajo más interesante y efectivo. Asignar proyectos especiales también puede ayudar a lograr innovación y creatividad.

4. Antiguos Empleados: Estos son los típicos buenos empleados que han estado en la organización por años. Ellos contribuyen a la productividad pero sienten que ya hicieron su parte. Asignándolos a nuevos proyectos, usted no sólo les demuestra respeto por su experiencia sino que también les da la oportunidad
de hacer algo nuevo y diferente. Este estímulo queda guardado y se traslada cuando la gente vuelve a su habitual tarea. Usted también puede intentar establecer una lista  de aquellos empleados de más experiencia que podrían desempeñar funciones como facilitadores, entrenadores, consejeros,
selectores de recursos humanos, etc
.

Reconociendo los diferentes tipos de trabajadores en su equipo y sus necesidades, usted puede infundir entusiasmo y motivación a través de distintas asignaciones y proyectos. Esto les posibilitará volverse más dedicados a su trabajo y ayudarlos a ser miembros productivos del equipo.

 Consejos para el Éxito:

Mostrar real interés en el otro.
Dejar hablar a los demás.
Animar al otro a hablar de sí mismo.
Ser un buen oyente.Hablar en términos de los intereses del otro.

Cómo Adquirir Entusiasmo para Hablar en Público

Uno de los temores más grandes que tiene la gente es hablar frente a grupos. La principal lección que hay que aprender tiene que ver con aumentar la seguridad con uno mismo para hacerlo naturalmente y sentirse cómodo al hablar frente a una amplia audiencia. Es algo que usted puede alcanzar – le presentamos algunas tácticas para ganar la seguridad que se necesita para vencer el miedo de hablar ante cualquier grupo. 

1. Sea entusiasta respecto del tema: ¿Un nuevo procedimiento en el trabajo? ¿Una mejora en su área? No importa cuán aburrido sienta que es el tema, usted PUEDE entusiasmarse con él. Y su entusiasmo se verá en su presentación – usted ha hecho su investigación, y está listo para presentarla. Sus colegas reflexionarán sobre el tema, y le darán su completa atención.

2. Usted ha ganado el derecho de hablar sobre esta cuestión: Seguramente, no le habrían pedido que hable sobre este asunto si alguien pensara que usted, no es capaz de hacerlo. Mantenga esto en mente mientras organiza su presentación y mientras esté dándola. Usted ES capaz - ¡y qué buena oportunidad para demostrarlo! 

3. Muéstrese impaciente para generar valor a sus oyentes: Decida lo que le gustaría decir respecto del tema y como podría cambiar su visión de la situación. Hable apasionadamente. Enfatice las ideas clave acentuando ciertas palabras u oraciones. Su audiencia sabrá que usted cree en lo que está diciendo. 

También es muy importante que aprenda a sentirse cómodo frente a otras personas. Practique sus presentaciones frente a algún colega o hágalo con un coach. El entrenamiento le permitirá sentirse más a gusto cuando hable frente a otros. Su entusiasmo para dar su presentación vencerá cualquier traspié, y su audiencia sabrá que usted era la persona indicada para ese trabajo.

 
 

Volver

 
 

Sarmiento 944 Piso 13, CP 1041, Buenos Aires, C1041AAT, AR
P:0-800-345-3253

Síguenos en

 
© 2016 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com