Imprimir  

Errores Frecuentes a la Hora de Atender al Cliente

15 diciembre, 2011 08:09
balde
 
El empleado es la cara visible de la empresa. Mucho más cuando se trata de una compañía vinculada con el servicio de atención al cliente. Por eso, cuando más cerca del consumidor o usuario está, más debe ser el cuidado que debe tener a la hora de tratarlo. Una mala atención llevará, inexorablemente, a la pérdida de confianza en su marca, en su servicio o en su producto. 

La última cosa que usted quiere es que sus clientes se "desconecten" en los primeros momentos de su interacción con ellos, señalan los expertos de Dale Carnegie Institute de Argentina. Aún así, sucede todo el tiempo. Y si comete alguno de los siguientes errores al tratar con sus clientes o posibles clientes, probablemente estos elijan llevar su negocio a otra persona. Por lo tanto, evite a toda costa perjudicar la relación al actuar esta manera, sugieren:

• Hacer caso omiso de los clientes en espera. A veces está demasiado ocupado con los clientes que está atendiendo como para poder ayudar a un cliente que está en espera de inmediato. Incluso en esas situaciones, nunca se debe ignorar a una persona que esté esperando. Establecer contacto visual, saludar brevemente o decir una o dos palabras hará que el cliente sepa que usted es consciente de ellos y que los atenderá tan pronto como le sea posible.

• Distraerse. Es fácil distraerse con otros clientes, otras responsabilidades, y la variedad de actividades relacionadas con el servicio al cliente. Cuando los consumidores ven que está distraído, sienten que no son su primera prioridad.

• Responder preguntas o recibir llamadas mientras atiende a un cliente. Hacer sentir a todos los clientes igualmente valorados es todo un desafío y algunos tratan de abrirse paso a la cabeza de la línea. Pero no deje que estos clientes sobrepasen a los anteriores. En su lugar, diga algunas palabras amables a la persona para indicar que usted le ayudará cuando haya terminado de servir al cliente actual.

• Dar un saludo, aburrido, trivial. Ponga un poco de energía al saludar y sea algo más que creativo que "¿puedo ayudarlo?" Que sea un reto personal encontrar algo distinto para decirle a cada cliente. Esto hará el proceso de ventas más interesante y gratificante. A veces se tratan de pequeñas fallas que pueden alejar grandes negocios.
 
 
 

Volver

 
 

Sarmiento 944 Piso 13, CP 1041, Buenos Aires, C1041AAT, AR
P:0-800-345-3253

Síguenos en

 
© 2016 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com