Imprimir  

Autoayuda: Las Obras y los Autores Más Buscados en Mendoza

a-lectura-
 
"Son sólo vacías recetas acerca de cómo vivir", "es imposible plantear soluciones universales a los problemas", "no puede ser considerada como literatura"…. son sólo algunas de las tantas inferencias que surgen a la hora de hablar de literatura de autoayuda.

Sin embargo, nadie puede negar que en el último tiempo una troupe de libros  invadió las librerías y se coló en el hogar de miles de personas, las cuales ya sea por necesidad, creencia o simple curiosidad, decidieron sumergirse en este universo. 

 ¿Por qué surge esta tendencia? y ¿en qué contexto se hace posible? A la hora de encontrar respuestas resulta útil tener en cuenta una serie de cambios producidos en la sociedad a partir de la década de 1960, durante la etapa denominada Posmodernidad, la cual generó transformaciones en el orden social, que afectaron directamente la seguridad de las personas.

Para la investigadora del Conicet, Vanina Papalini, debido a la carencia de marcos de referencia en general, el peso recae directamente sobre el sujeto, como único responsable de su propio destino, y es ahí donde surge la necesidad de acudir a la autoayuda porque el individuo es llamado a hacerse cargo de sí mismo como si todo dependiera de él. 

 Ahora, si una vez aceptado este nuevo mandato social, el camino de la autoayuda es largo y se encuentra plagado de éxitos, ya que en las últimas décadas se produjo el auge de esta literatura.

El punto de partida

A partir del renombrado "Cómo ganar amigos e influir en las personas" de Dale Carnegie (publicado en la década del 40), una serie de discípulos literarios comenzaron a darle forma a éste género tal como lo conocemos actualmente, es decir, a modo de manual de autoayuda.

Sin embargo, su mayor expansión- tanto en las producciones bibliográficas como en su presencia en los medios de comunicación- se produjo a partir de la década de 1990, transformándose así en un fenómeno masivo gracias a la cotidianidad de sus temáticas.

Premisas como el llamado al autocontrol y la autoestima gobiernan estos textos y apuntan a la noción de realización personal, seguida en muchos casos del tan anhelado éxito (cuya definición tiene diversas connotaciones según los libros de los que se trate).

Sin embargo, resulta importante aclarar que el éxito no es el único objetivo perseguido por esta literatura: Florencia Duranti, de Librería Yenny, explica que hay una gran diferencia entre la autoayuda proclamada por aquellos libros que basan sus preceptos en la lógica capitalista y persiguen como único fin el éxito y los que buscan un cambio paradigmático, siguiendo el camino del orientalismo, basado en cultivar la espiritualidad y enseñar a vivir mejor el día a día.
Libros en el podio

Con respecto a su consumo, Duranti afirma que los libros de autoayuda son, luego de las novelas, el segundo género más vendido y que esto se encuentra muy ligado a la desesperación y necesidad de cambio que hay en las personas.

De todas formas no todo es color de rosas, ya que si bien la autoayuda cosecha cada vez más adeptos, hay algunos reticentes que opinan que la universalidad en la solución de los problemas ofrecida por esta literatura deja de lado la particularidad de cada ser humano y que cualquiera, incluso sin estar calificado, puede ser capaz de escribir un libro de este tipo, tan sólo contando su propia experiencia y creyendo que puede hacer que otros cambien sus vidas del mismo modo que ocurrió con la suya. 

Un buen disparador

Según la Licenciada en Psicología, Marcela Chaves de Romani "son libros que tratan temas de una complejidad y profundidad enorme como para que con sólo una lectura en una playa o bajo un árbol sean resueltos".
 
Sin embargo, su opinión no incluye pronósticos apocalípticos para la autoayuda, ya que afirma que hay personas a las cuales estos libros les resultan sumamente útiles, porque las impulsan a buscar profundidad, abren un camino hacia la autorreflexión y generan las ganas de ir un poco más allá en el cambio.

"Los libros de autoayuda no son una varita mágica, por lo tanto no le cambian la vida a nadie, sin embargo, creo que sirven cuando intentan ser un disparador para repensar problemas existenciales", apunta la especialista.

"Aparece un movimiento hacia el entender diferentes modos de ver la vida, de entender nuestra existencia, etc. Y en este camino aparecen las terapias psicológicas que ofrecen un trabajo de introspección en la búsqueda de una mejoría duradera, que seguramente no va a ser tan agradable y fácil como leer un libro, pero que llevarán hacia la salud mental y como consecuencia hacia la felicidad", concluye.
 
FUENTE: http://www.losandes.com.ar/notas/2010/4/13/estilo-483700.asp
 

Volver

 
 

Sarmiento 944 Piso 13, CP 1041, Buenos Aires, C1041AAT, AR
P:0-800-345-3253

Síguenos en

 
© 2016 Dale Carnegie & Associates, Inc.. Todos los derechos reservados.
Diseño y desarrollo de la página web de Americaneagle.com